PROTOCOLO FAMILIAR
Y SUS BENEFICIOS

¿EN DÓNDE SURGIÓ?

El origen de los Protocolos Familiares puede encontrarse fundamentalmente
en los países de tradición anglosajona (Family Business/Family Governance),
donde es considerado como un indicador de buen gobierno de las Empresas
Familiares.

¿QUIÉNES LO NECESITAN?

Todas las familias que cuenten con un negocio familiar en el que participa uno o más miembros de la familia.

Protocolo Familiar

QUIÉNES LO NECESITAN?

Falta de profesionalización, de comunicación, de reglas y normas, de equidad,
de liderazgo claro, de compromisos y de promesas cumplidas, que generan
desmotivación, desilusiones, tensión, conflictos, sentimientos de injusticia,
grandes frustraciones, que desinflan el gran y válido sueño de proyectarse
transgeneracionalmente.

BENEFICIOS

  • Fomentar la cohesión familiar y las buenas relaciones
  •  Reforzar la capacidad de emprendimiento en las nuevas generaciones.
  • Mantener alineadas la planificación estratégica familiar y la planificación estratégica de la empresa. 
  • Eficaz instrumento para evitar (prevenir) conflictos y establecer principios y reglas para solucionarlos. 
  • Asegurar la continuidad de la(s) empresa(s) y permitir preparar la sucesión en armonía y con visión estratégica. 
  • Fomenta la competitividad (evita "ruidos") de la compañía y fortalece su continuidad a través de las generaciones. 
  • Preparar el retiro y la sucesión de los fundadores en la gestión y dirección de las empresas.

CARACTERÍSTICAS

  • El Protocolo Familiar no solo es un contrato, es también  un código de conducta personal y familiar para los miembros de la familia porque incluye pactos y pautas desde una perspectiva ajena al derecho. 
  • Por muy fuerte que sea el régimen legal que contenga el Protocolo  Familiar y las penalizaciones que el mismo pueda contemplar para el caso de incumplimiento de las obligaciones contenidas en él. Por eso, lo importante no es el documento en sí mismo sino el proceso llevado a cabo para su elaboración. 
  • Relevancia en la participación de algunos miembros de la familia en la elaboración del mismo o la divulgación del protocolo entre sus miembros una vez terminado.
  • El Protocolo Familiar es, además, un ejercicio de autoregulación.
  • La propia familia es quien lo adopta con sus propias características familiares y empresariales para favorecer y posibilitar el cambio generacional. 
  • Por su propia naturaleza, se trata de un traje “a la medida“.
  • Es decir, se toman decisiones sobre qué hacer cuando determinados  problemas surjan en un momento en que todavía no han surgido, lo que facilita el consenso sobre las pautas a seguir.

© Copyright 2021 BFC Asesores - All Rights Reserved

Design a free web page with Mobirise